En su día, te recomendamos 5 libros de San Agustín

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Aurelius Augustinus Hipponensis, más conocido como San Agustín de Hipona, es uno de los padres y doctores de la Iglesia que ha marcado la historia, catequesis y filosofía de la humanidad. El «Doctor de la Gracia» fue el máximo pensador del cristianismo del primer milenio y, sin dudas, uno de los más grandes genios de la humanidad. Autor prolífico, dedicó gran parte de su vida a escribir sobre filosofía y teología.

Con más de 50 escritos conocidos, 40 polémicas defendiendo la fe cristiana y sus 800 epístolas rescatadas, es uno de los escritores cristianos más famosos en el mundo, siendo estudiado en universidades aun 16 siglos posterior a su muerte.

Desde AC PLAY queremos recomendarte 5 libros que pueden ayudarte en tu conversión, a imagen de la conversión de este gran santo:

El primero de ellos es, tal vez, el más conocido dentro y fuera del ámbito eclesiástico: Confesiones es una serie de trece libros autobiográficos de san Agustín de Hipona escritos entre el 397 y el 398. El título original fue Confesiones en trece libros, y fue compuesto en un solo tomo, como suelen ser publicados hoy en día.

En él podemos encontrar anécdotas sobre su adolescencia y juventud, su carrera académica, su estancia en el maniqueísmo, su proceso personal de acercamiento al cristianismo (ya conocido en la niñez), su conversión, y sus primeras experiencias como católico.

Otro de los libros muy conocidos de San Agustín es La Ciudad de Dios, cuyo título original en latín es De civitate Dei contra paganos, es decir, La ciudad de Dios contra los paganos. Es una obra escrita en 22 libros y fue realizada durante la vida anciana del santo.

Es una apología del cristianismo, en la que se confronta la Ciudad celestial a la Ciudad pagana. Las numerosas digresiones permiten al autor tratar temas de muy diversa índole, como la naturaleza de Dios, el martirio o el judaísmo, el origen y la sustancialidad del bien y del mal, el pecado y la culpa, la muerte, el derecho y la ley, la contingencia y la necesidad, el tiempo y el espacio, la providencia, el destino y la historia, entre otros muchos temas.

Manuscrito de La Ciudad de Dios de 1470

Nuestro tercer libro recomendado es Retractaciones. Éste es un libro autobiográfico en el que expone una relación entre sus libros y realiza sobre ellas un examen de conciencia. Su intención inicial era de hacer este trabajo con todas sus obras, pero por falta de tiempo solo se dedicó a los libros.

La obra se constituye también como una clave de lectura para las otras muchas obras de san Agustín a la luz de su pensamiento ya maduro. Está compuesta por un prólogo y un análisis en dos partes de sus libros. Los primeros 26 con obras anteriores a su ordenación episcopal y otros 67 que escribió siendo ya obispo. Ofrece información sobre la elección del título de cada obra, sus destinatarios o a quienes dedicó el libro, fechas o elementos de composición y añade las correcciones (reprehensiones) que hace a su obra o también los elementos que considera necesario precisar (defensiones).

La Trinidad (en latín, De Trinitate) es nuestra cuarta recomendación de los libros agustinos. Esta obra dogmática, escrita en latín, discute sobre la Trinidad en el contexto del logos. Aunque no es tan conocido como algunas de sus otras obras, es posiblemente su obra maestra y de mayor importancia doctrinal que las Confesiones o La Ciudad de Dios.

A raíz de este libro es que se conoce la leyenda del encuentro con el niño frente al mar, en el que Agustín reprende al niño por intentar meter toda el agua del mar en un pozo en la playa, siendo el niño quien responde: «Más difícil es que llegues a entender el misterio de la Santísima Trinidad»

Escultura de San Agustín sosteniendo su libro “La Trinidad”

Finalizando esta selección de libros nos encontramos con Sobre la concordancia de los evangelistas, o en latín: De consensu evangelistarum. Este libro es una obra de carácter pastoral, datada aproximadamente a principios del siglo V, donde pretende refutar a aquellos que creen ver serias contradicciones internas entre los cuatro libros del evangelio.

El autor sostiene que cronológicamente Mateo fue el primer Evangelio, seguido de Marcos y Lucas y que Juan fue el último. En el libro, Agustín ve las variaciones en los relatos del Evangelio en términos de los diferentes enfoques de los autores sobre Jesús: San Mateo sobre la realeza, San Marcos sobre la humanidad, San Lucas sobre el sacerdocio y San Juan sobre la divinidad.

Esperamos que te hayan gustado esta selección de libros y que vayas acercándote cada día más a esta hermosa espiritualidad de un hombre que supo volverse a Cristo sin mirar atrás. AC PLAY!

Déjanos tu comentario