A solas con Kiki Troia: “Martín es un maestro y un referente”

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

El artista argentino Francisco “Kiki” Troia se encuentra atravesando un momento único. Por primera vez, después de muchos años de servicio junto a Martín Valverde, ha dado inicio a su veta de artista solista el pasado lunes 29 de junio, luego de realizar su último concierto con la banda Dynamis, encabezada por el mundialmente conocido músico naturalizado mexicano.

Para hablar de este y otros proyectos es que desde AC PLAY hemos entrevistado en exclusiva a Kiki repasando su trayectoria, la cual comienza de muy joven: “Desde chiquito supe que quería ser músico. Mi padre era profesor de guitarra y me enseñó las primeras notas. A comienzos de los 90 yo andaba en plena secundaria y tenía una banda de covers con la que tocábamos mucho. Los domingos solía tocar en la misa del colegio Pío XI de mi ciudad natal (Corrientes, Argentina). En el año 94, Luis Gómez, fundador del grupo Aliento de Vida», me invitó a tocar con ellos y acepté medio de mala gana porque no me gustaba como tocaban pero sabía que tenía necesidad de Dios. Cuando por primera vez toqué junto a ellos, en un encuentro de la RCC y vi como Dios tocaba los corazones, sanaba, consolaba y se manifestaba a través de la música, me di cuenta de que no sería feliz haciendo otra cosa. Desde entonces no paré”.

Como leímos en la nota realizada por AC PLAY del último concierto de Martín Valverde “A la carta” (puedes leer la noticia completa haciendo click aqui), el pasado domingo 28 de junio Kiki cerró una etapa muy fructífera junto a Martin, a quien considera “un maestro y un referente, no sólo para mí, sino también para un montón de músicos y evangelizadores”. De esta experiencia Kiki rememora: “Fue lindo y raro también por el contexto. Era mi último concierto como tecladista oficial de Martín y al mismo tiempo fue el primer concierto virtual en que lo acompañé. Se dio un lindo reencuentro porque llevábamos meses sin vernos personalmente, a causa de la pandemia. Y también fue bueno porque todo se dio en un marco desestructurado y ameno, como una reunión de viejos amigos sin demasiada pompa ni solemnidad. No se me ocurre una mejor manera de despedirme”.

Durante los últimos años, Kiki no solo a acompañado a Martín en los teclados, sino que también ha sido director de arreglos para la banda Dynamis y ha compuesto y producido para otros artistas católicos también, algo que nos afirma suele disfrutar de sobremanera: “Componer, producir, grabar mis temas, salir de solista, etc… Son cosas que siempre hice en paralelo. Disfruto muchísimo de cada una de las actividades que me toca hacer y siempre intento dar lo mejor. No importa si estoy produciendo para mí o para otro, siempre trato de darlo todo y lograr el mejor resultado posible. Además, no solo compongo y produzco «entre» las giras, también lo hago «durante» las giras. En la mochila siempre llevo mi computadora y un pequeño teclado con el que trabajo en aviones, buses, trenes, salas de embarque, etc… Perdí la cuenta de cuántos arreglos hice en cuartos de hotel o bajo una sombrilla mientras mis compañeros de la banda chapoteaban en la piscina de algún hotel. Lo peor de todo es que lo disfruto mucho”.

Cuando le consultamos sobre su último material discográfico, titulado “En Vivo”, el cual puedes escuchar en todas las plataformas de música digital, no dudo ni un instante en catalogarlo como “¡Una fiesta!”. Y es que esa alegría, típica del artista correntino, puede verse plasmada en cada uno de los 16 tracks que presenta el disco.

En este último tiempo, a raíz de la pandemia, pudimos contemplar un poco más la intimidad del artista. Fotos y videos familiares se mezclan junto a promociones del curso para músicos que se encuentra realizando en este momento. Y es por ello que. al consultarle sobre su familia, resalta su figura de esposo y padre amoroso: “No podría hacer lo que hago sin el apoyo de mi familia. Siempre digo que si mi trabajo pusiera en riesgo a mi familia, lo dejaría sin pensarlo dos veces. Mi prioridad, siempre son ellos porque creo que es el primer lugar donde Dios me pide estar, amar, permanecer, crecer, apoyar(…) Ahora que estamos en cuarentena hace varios meses, lo estamos disfrutando muchísimo. Me encanta viajar, pero también disfruto enormemente de estar en casa y en estos días lo estamos aprovechando”.

Cerrando la entrevista, le preguntamos a Kiki 3 momentos que él recuerde que han marcado su ministerio. Sin dudarlo nos compartía: 

  • Hace unos años, cuando todavía no era para nada común, grabé un tema en el que convoqué a todos los músicos que quisieran participar. Sean del país que fueran, sean famosos o no. El resultado fue maravilloso y uno de los trabajos que más me enorgullece haber hecho. La canción se llama «Eleva tu voz» y participaron alrededor de 350 músicos de todo el mundo, de diferentes estilos y diferentes credos. Pueden verlo en Youtube.
  • En el 2014 tuve el privilegio de dar un concierto en el Teatro Juan de Vera de la ciudad de Corrientes. Es un lugar divino y emblemático. En Corrientes es el equivalente al Teatro Colón de Buenos Aires. Siempre tuve el sueño de dar un concierto ahí y haberlo podido concretar fue muy emocionante, Dios quiera que pronto lo pueda repetir.
  • En febrero de 2015 me tocó acompañar a Martín Valverde al Vaticano, a un evento en el que tocamos junto a grandes artistas evangélicos y otros muy populares de la Argentina. Recuerdo el momento en el que fui a la prueba de sonido. Entré al auditorio San Pablo y escuché a Lito Vitale con su orquesta tocando y cantando un tema mío «Mi Señor, mi fortaleza». Yo que crecí tocando temas de Lito y aprendiendo de él, ahora estaba en Roma escuchándolo a él tocar un tema mío. En ese momento pensé «Ahora sí que lo vi todo. Señor, llevame nomás si querés».

¡Por supuesto también hablamos de proyectos futuros! Luego de bromear unos instantes, una marca registrada de Kiki, pudimos conocer que no se encuentra preparando un disco, ¡sino dos!, los cuales, Dios mediante, estarán finalizados para diciembre. También se encuentra dictando, como antes mencionamos, un taller junto a su amigo Mariano Pier. De este proyecto nos cuenta: “Estamos creando una academia virtual para músicos católicos llamada Fe Mayor. Ya dimos un retiro virtual y varios cursos. Pronto tendremos una web en donde estará disponible todo ese material de formación y crecimiento espiritual, doctrinal y profesional”. Y cuando toda la pandemia pase, nos promete realizar una gira que lo unirá a  Marco López, Celinés y Azeneth.

Kiki pronto será parte del Escenario AC PLAY, en donde podremos disfrutar de sus canciones y cómo fue que las compuso. Hasta entonces, te invitamos a suscribirte a nuestro portal para más novedades de arte que enciende tu fe. AC PLAY!

Déjanos tu comentario