Conoce a Melissa Richarte, la voz mexicana de la fraternidad de Athenas en ENVIADOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Melissa Richarte se define a si misma como “una muchacha de 21 años, que ama a su familia (vive con sus hermanas y sus papás) y que vive del amor. Le encanta la música, le encantan las películas, escribir… disfruto mucho del arte”. Y esta joven artista ha impactado con los dones que Dios ha puesto en ella en toda su extensión.

Oriunda de Mexicali, Melissa estudia medicina mientras mezcla su pasión por el arte en todas sus expresiones. Para ella, el arte parte de su vida, no un agregado.

Si bien su fe la vive desde muy pequeña, fue cuando Melissa cumplió 16 años tuvo una seguidilla de eventos que pusieron en jaque la definición de “dulces 16”, en la que descubrió que gracias a la compañía del Señor siempre se podía salir adelante.  Un amigo fue el instrumento que utilizó Dios para invitarla al retiro de Ecos y allí tuvo su primer encuentro con el Dios vivo y, dice, que recibió el kerygma.

Si bien la entrevista fue siempre enriquecedora, uno de los momentos álgidos fue al consultarle qué significa para ella ser una artista católica. Te invitamos a escucharlo de su propia boca:

Como siempre, el camino del cantante católico no se realiza de un día para el otro, y esta joven cantante confiesa que fue recién con el testimonio de los hermanos fue concientizándose de la labor que Dios le encomendaba. Así lo recuerda la artista: “Yo sé que canto bonito, pero fue recién cuando me empezaron a decir “Meli, lo que has cantado me todo el corazón” o “Dios me ha hablado a través de ti, te doy las gracias”. Me di cuenta que Dios podía ser grandes cosas a través de mí, y por qué le vas a negar la oportunidad de utilizarte a ti. Entonces, la mejor manera de utilizar mi voz siempre va a ser para cantarle al Señor”.

Es sorprendente como a tan corta edad Melissa es muy consciente que la humildad es el camino a la santidad, sobre todo en un mundo en donde los egos son tan importantes. A raíz de esto, Melissa nos confiesa que ella sabe que Dios no la eligió por su talento vocal, sino por el deseo de su corazón de estar siempre con Aquel que es digno de toda alabanza. Y esta certeza, reconoce la artista mexicana, es producto de la oración mariana, ya que fue durante una preparación a la consagración según el Tratado de la Verdadera Devoción que ella entregó su anhelo de cantar para Dios… con la “coincidencia” que al terminar la preparación llega a ella la convocatoria a ENVIADOS.

Consultada por cómo fue su inscripción al primer reality católico de habla hispana, Melissa nos comparte:

Consultada por su participación durante el ciclo, Melissa lo define como “un sueño hecho realidad”, y puede descubrirse que así lo vive en cada clase impartida por los coaches, en donde ha adaptado sus horarios para participar, de manera activa, en todas las clases. Sin embargo, es sabido por todos que es la figura de Athenas la que más deslumbra a Melissa, a la hora de compartir, ya sea en un encuentro intimo o en los programas en vivo. Y su admiración a la cantante argentina le ha ayudado a descubrir personalmente el regalo que Dios le ha hecho a través de la música.

Finalizando la entrevista, desde AC PLAY le consultamos cómo se veía en un futuro, y sin dudarlo contestó que sirviendo al Señor a traves de la música “porque ya no hay vuelta atrás”. Con plena firmeza Melissa nos afirma: “Yo ya sentí el llamado, ya respondí y no me puedo hechar para atrás. Yo creo que a partir de ahora me toca profesionalizarme, trabajar en mi voz y aprender más instrumentos”.

Y desde AC PLAY sabemos que nos encontramos ante una de las futuras voces que cautivaran a toda la Iglesia Católica. No dejes de seguirla en sus redes como @melissaricharte y te dejamos un video de su presentación en ENVIADOS para disfrutar juntos de esta joven artista católica. AC PLAY

Déjanos tu comentario