Descubriendo a la hermana Clare: La artista secular que se consagró y dio un testimonio para la Iglesia y el mundo: Sola con el Solo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

En este especial, queremos presentarte a la hermana Clare, una monja irlandesa que se consagró en España y luego fue enviada a Ecuador, donde falleció en 2016 a raíz del terremoto del 16 de abril, uno de los más fuertes de la historia.

Con un proceso de conversión profundo y notorio, la hermana Clare se transformó en un gran testimonio no sólo para los creyentes y la Iglesia, sino para el mundo entero.

Sola con el Solo fue el lema que le otorgó el Padre Rafael Alonso el día de sus votos perpetuos. Si bien en principio la frase alude a que era la única que profesaba sus votos ese día, claramente había un sentido más profundo: remite a su primer encuentro con Cristo, momento que dio inicio a un intenso proceso de conversión.

En este artículo queremos contarte acerca de la vida de la hermana Clare, su conversión y su testimonio, así como también presentarte 3 aspectos de su vida que pueden servirte de inspiración para tu camino de fe. Además hablaremos acerca del nuevo libro biográfico que se lanzó este mes, en coincidencia de los diez años de aniversario desde sus votos perpetuos.

La hermana Clare

Todos los que la conocieron personalmente, coinciden en que la hermana Clare era divertida, alegre y muy servicial, incluso a costa de un fuerte desgaste personal, el cual solía lograr que nadie notara. O al menos eso creía.

Siempre dispuesta al encuentro, sabía bien cómo ser instrumento para que otros se encontraran con Dios. El amor a Jesús no sólo se notaba a simple vista, sino que era algo que la hermana transmitía a otros con mucha facilidad.

Clare Crockett nació en Derry, Irlanda, en noviembre de 1982. Su familia pertenecía a la parte católica de una Irlanda muy dividida entre protestantes y católicos. Si bien no profesaban mucho la religión, desde niña tuvo la experiencia de asistir a eventos religiosos.

Desde muy joven, Clare había tenido el sueño de ser una actriz famosa, cosa que ya estaba consiguiendo en el momento de su conversión. Había participado de distintos programas e incluso de una película. Pero Dios tenía otros planes para ella y esos dones que Él le había regalado, los cuales desplegó espléndidamente en su servicio.

Durante su juventud a Clare le gustaba ir a fiestas y discotecas. Bebía y fumaba muchísimo, hasta el punto en que el alcohol se convirtió casi en un problema.

A sus 17 años tuvo un encuentro con Jesús que fue un antes y un después en su vida. En 2001 se trasladó a España para convertirse en monja, y finalmente en 2010 profesó sus votos perpetuos.

Conversión

Podría decirse que la hermana Clare se convirtió de “casualidad”, pero no creemos en las casualidades. Cuando tenía 17 años, una amiga la invitó a un viaje con todo pago a España, pues uno de los asistentes había cancelado a último minuto. Pero lo que la joven Clare pensó que sería un viaje de fiesta y diversión sin los padres, resultó ser una peregrinación con motivo de la pascua.

Aquel viernes santo, Clare asistió a la celebración, y aunque estaba aburriéndose y esperando que terminara pronto, se acercó también a besar la cruz de Jesús, momento que forma parte de la celebración de aquél día santo.

Yo sentí dentro de mí, en ese momento como una bofetada muy fuerte, y como que Dios me mostraba que era Dios en la cruz y que la única manera en que yo podía consolar lo que yo estaba viendo en la cruz, era con mi vida”, contó la hermana posteriormente, “yo no entendía lo que estaba pasando, porque yo no tenía experiencia de Dios. Era, puedo decir, la primera experiencia fuerte que he tenido y me acuerdo que volviendo al banco empecé a llorar y llorar y llorar”.

Luego de esta experiencia, le preguntaron si quería hablar con el sacerdote. El Padre Rafael Alonso (el mismo que le otorgó el lema el día de sus votos perpetuos) la recibió, y ella inmediatamente le dijo que quería ser monja.

Hermana Clare sonriendo - 2001

Vida consagrada

En el año 2001, a pesar de los ruegos de la familia y los interesantes ofrecimientos de su manager, la hermana Clare se trasladó a España para comenzar su camino de consagración junto a las Siervas del Hogar de la Madre. Allí comenzó un trayecto de transformación y de sanación interior que no fue fácil.

Muchas veces estuvo tentada de mirar para atrás y dejarlo todo, pero luego volvía a esa experiencia del amor tan grande de Jesús, y seguía.

En 2006, enviaron a la hermana a una comunidad que se abría en Jacksonville (Florida), Estados Unidos, donde asumió una gran responsabilidad por ser la única que hablaba inglés (su lengua materna) en forma nativa. Allí trabajó mucho con niños dando catequesis. Tuvo un impacto muy positivo. Su entusiasmo por el Señor era extremadamente contagioso.

Finalmente, el 8 de septiembre de 2010 regresó a España para profesar sus votos perpetuos. Permaneció en aquel país hasta que en 2012 la enviaron a Ecuador, donde se incorporó a la recién fundada comunidad de las Siervas del Hogar de la Madre en Guayaquil.

Allí sirvió intensamente, y en 2014 fue trasladada a otra comunidad en el mismo país, donde continuó abocada a un intenso trabajo y servicio.

Hermana Paqui y hermana Clare

Su pascua en Ecuador

Justo ese día durante la comida, habían estado hablando acerca de la muerte. “Pues yo no le tengo miedo a la muerte”, había dicho la hermana Clare, “¿por qué voy a tener miedo a la muerte si me voy a ir con el que siempre he anhelado estar toda mi vida?”. Estaban en la comunidad de las Siervas del Hogar de la Madre en Playa Prieta, una localidad de la provincia ecuatoriana de Manabí, ubicada en la parte occidental.

Más tarde, justo antes del rezo del rosario, el temblor se hizo sentir. En la casa había once personas. La hermana se encontraba en el segundo piso, junto con cuatro chicas, a quienes daba clases de guitarra.

El terremoto fue muy fuerte. Mientras que las personas que estaban en la otra parte de la casa sobrevivieron, la hermana Clare y las jóvenes que se encontraban con ella fueron halladas sin vida entre los escombros.

Algunos coinciden en que ese día la hermana Clare se veía especialmente radiante. Como si ya no estuviera con las cosas de este mundo.

Un nuevo libro

A raíz del décimo aniversario desde la profesión de los votos perpetuos de la hermana Clare, se presentó el libro Sister Clare Crockett. Alone with Christ Alone, su biografía en inglés, cuyo título se traduce Sola con Cristo Solo. Escrito por la hermana Kristen Gardner, el libro recopila testimonios que ayudan a construir la historia de Clare.

Sin embargo, su autora advierte que han pasado sólo cuatro años desde el fallecimiento de la hermana, por lo que está lejos de ser una biografía completa. “Todavía quedan muchos testimonios para recoger”, explica. De todos modos, la hermana Kristen espera que el libro acerque a las personas aún más a la vida e historia de la consagrada que tanto dejó a todos.

Una monja que inspira canciones

En agosto del 2018, la banda juvenil de adoración I Am estrenó su disco Fight The Good Fight en el que incluyó una canción dedicada a la hermana Clare, que titularon Alone with Christ Alone, inspirada en el lema que acompañó a la consagrada en la profesión de sus votos.

Esta no es la primera canción que el grupo musical le dedica a la hermana Clare. Lo habían hecho previamente en el 2016 con otra canción, apenas tuvieron noticias de su fallecimiento.

En memoria de nuestra Hna. Clare. Gracias por tu brillante ejemplo de fe y amor. Somos más ricos después de conocerte. Gracias por haber tomado la decisión correcta. Esto para ustedes, es nuestro pequeño acto de amor y no una actuación”, habían expresado.

3 cosas sobre la hermana Clare:

  1. Cheque en blanco: Todos los días la hermana usaba la imagen de un cheque en blanco como expresión de que el Señor podía llenarlo, pidiéndole lo que quisiera. Era su manera de ofrecerle su vida a Dios todos los días.
  2. Vocación: Cuando Clare descubrió su vocación de consagrada, era una prometedora actriz con creciente fama y fortuna. Cuando conoció a Dios abandonó todo eso para dedicarle a Él su vida entera. Sin embargo, no renunció a su vocación e identidad, y continuó haciendo uso de los dones que el Señor le había regalado. En su servicio a Dios, la teatralidad y el humor que tanto la caracterizaban fue ocasión de encuentro y servicio y eso le valió el cariño de mucha gente, que se acercó a Dios gracias al anuncio de la hermana.
  3. Disposición: Al llegar a Ecuador, la hermana Clare se encontraba junto con otras consagradas escuchando un audio del Papa Juan Pablo II, a quien en uno de sus viajes apostólicos habían preguntado si estaba cansado. “La verdad es que no lo sé”, había respondido su Santidad. Así disponía Clare su corazón para servir a los hermanos, y a pesar del cansancio no se hacía la víctima, sino que intentaba seguir entregándose.

Hermana Clare entrevista a la hermana Glenda en el 2002

O todo o nada: la película sobre la hermana Clare

O todo o nada era una frase muy característica de la hermana Clare. La usaba para describir su forma de ser, en la que no existían grises. O se dedicaba de lleno y lo daba todo, o nada. Y por eso incluyeron la frase en el título de la película documental que lanzaron en noviembre del 2018: O todo o nada: Hermana Clare Crokett.

Esta película, realizada también por la hermana Kristen Gardner (la misma que escribió el libro), recopila la vida de la hermana Clare, a través de documentos fílmicos y testimonios de muchas personas que compartieron con ella en alguna instancia de su vida.

Desde AC PLAY te invitamos a verla:

Déjanos tu comentario