Juan Manuel Cotelo estrena su nueva película “Tengamos la fiesta en paz”

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

El 3 de diciembre se estrena en cines “Tengamos la fiesta en paz”: una comedia musical española que muestra que ninguna familia está condenada a su ruptura. 

¿Qué sucede cuando tres niños castigan a sus padres hasta que se porten bien? No me digan que nunca fantasearon con darles un escarmiento a mamá y papá. Mucho más cuando la pareja y, en consecuencia, la familia tambalean. 

“Tengamos la fiesta en paz” es una deliciosa comedia musical, muy familiar. Tanto que, entre los personajes, se encuentra la Sagrada Familia, sí, María, José y el niño Jesús. Por eso, el estreno en diciembre no es casual: coincide con el mes de celebración de la Navidad y el deseo de millones de niños, y adultos, de tener una familia en paz. 

Este magnífico filme, interpretado por Teresa Ferrer, Carlos Aguillo y la “abuela de armas tomar”, Mámen García, se podrá ver en los cines desde el 3 de diciembre próximo. Guionada y dirigida por Juan Manuel Cotelo, es un nuevo rodaje de INFINITO +1, productora española que él mismo fundó y lidera. Juan Manuel imbrica la fe en el Dios de la paz con sus trabajos artísticos. Cree que “el cine influye poderosamente en la construcción de valores individuales, familiares y sociales. Y nosotros, conscientes de esa preciosa responsabilidad, deseamos contribuir de modo alegre en la defensa y promoción de la unidad familiar, para ofrecer esperanza a todas las familias. Amarse es posible… no es una utopía de épocas pasadas.”

Y si amarse es posible, “Tengamos la fiesta en paz” también lo fue, en este caso, gracias a la respuesta financiera de cristianos de más de treinta países que aportaron en la campaña de crowdfunding lanzada desde la Fundación INFINITO +. Esta comedia suma un grano más al objetivo que se trazó Cotelo: seguir produciendo y distribuyendo películas, videos on-line, música, libros, teatro y cursos de formación para cumplir con la misión que Jesús encargó a sus seguidores: vayan y proclamen el Evangelio, siempre. Vivir el Evangelio de la paz, precisamente, no es tedioso ni aburrido: es dejar que Cristo haga de nuestra vida una fiesta para que “tengamos la fiesta en paz”.

Más datos: www.tengamoslafiestaenpaz.com

Déjanos tu comentario