Recursos litúrgicos de la mano de Vero Sanfilippo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Todos los grandes músicos han comenzado tocando en el ministerio de música de su parroquia, y muchos de ellos aun siguen ejerciendo ese hermoso servicio en cada Misa, en las diferentes parroquias a las cuales pertenecen.

Y todo miembro de algún ministerio musical reconoce la difícil tarea que significa, en aquellas parroquias donde el silencio no es elegido, seleccionar la canción de postcomunión. Este espacio de oración y adoración al Señor en la Eucaristía puede estar acompañado por la melodía de algún instrumento, o bien una canción que nos ayude a interiorizar lo recibido durante toda la Acción de Gracias.

Es por ello que, consciente de este desafío, la cantante argentina Verónica Sanfilippo ha decidido ofrecer semanalmente una canción como recurso litúrgico a los ministerios de música.

View this post on Instagram

Como ministerio de música que sirve en las misas a veces se nos hace difícil encontrar una canción que acompañe la meditación del evangelio después de la comunión, así que con @rusoweiss pensamos en intentar componer canciones cortitas que sirvan para reflexionar sobre la palabra en ese momento tan lindo, tan íntimo de la Santa misa. Ya llevamos dos semanas, dos canciones. Hoy queremos compartir con ustedes esta canción que iluminó el Espíritu el sábado gracias a las palabras del padre @claudiomasutti en su homilía y que compartimos en la misa de ayer para reflexionar este hermoso evangelio. Mt 10, 26-33 En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «No tengáis miedo a los hombres, porque nada hay encubierto, que no llegue a descubrirse; ni nada hay escondido, que no llegue a saberse. Lo que os digo en la oscuridad, decidlo a la luz, y lo que os digo al oído, pregonadlo desde la azotea. No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. No; temed al que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la “gehenna”. ¿No se venden un par de gorriones por un céntimo? Y, sin embargo, ni uno solo cae al suelo sin que lo disponga vuestro Padre. Pues vosotros hasta los cabellos de la cabeza tenéis contados. Por eso, no tengáis miedo: valéis más vosotros que muchos gorriones. A quien se declare por mí ante los hombres, yo también me declararé por él ante mi Padre que está en los cielos. Y si uno me niega ante los hombres, yo también lo negaré ante mi Padre que está en los cielos» . Acordes: G Em C D . Dame Dios un nuevo corazón que sepa amarte y escuchar tu voz. Solo tú amor va dándole sentido y plenitud a mi existir. Tú conoces los detalles más profundos de mi vida, cuidas de mi. Tú conoces los anhelos más profundos de mi alma, cuidas de mi. Dame Dios un nuevo corazón que quiera hablar de ti y darte a compartir. No temeré, se que tú amor me sostendrá, me guiará. . Que te pareció esta canción?? La cantarías en tu comunidad?? . #tucuidasdemi #musicacatolica #recursosparaministerios

A post shared by Veronica Sanfilippo (@vero.sanfilippo) on

Desde finales de junio, y junto a Augusto Weiss en guitarra, los artistas nos regalan una canción inspirada en el Evangelio del domingo y en la homilía del Pbro. Claudio Masutti, sacerdote de la parroquia a la que asisten estos músicos.

Las canciones pueden encontrarse en las redes de Verónica cada lunes, junto a la letra y acordes que componen las mismas.

Desde AC PLAY te confirmamos que en breves podremos disfrutar de Vero Sanfilippo en nuestro Escenario AC PLAY. Mientras aguardamos tal acontecimiento, te invitamos a disfrutar de estos recursos totalmente útiles. AC PLAY

Déjanos tu comentario