Valeria Boccacci nos enseña: ¿Por qué se me acaba el aire al cantar?

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

¿Alguna vez te has frustrado porque no puedes cantar canciones que tengan mucha letra? ¿Tus respiraciones se escuchan exageradamente o has tenido que parar en mitad de una frase musical para no ahogarte? Todos esos síntomas denotan una falta de técnica vocal y no quedan bien, estilísticamente hablando. ¿Quieres saber cómo solucionarlas? ¡Sigue leyendo!

¿Por qué se te acaba el aire al cantar? Para responderte a esta pregunta, no hay una sola respuesta válida. Depende de tu caso, puede ser por un motivo u otro. Lo que está claro es que el estudio de la técnica vocal puede darte muchas herramientas para dominar el aire que necesitas a la hora de cantar.

Ten en cuenta que sólo se logrará una buena calidad de sonido, si hay un buen manejo y coordinación de la función fono-respiratoria. Y aquí todo el protagonismo se lo lleva el diafragma: un músculo circular y abovedado que se encuentra  dividiendo la cavidad torácica de la abdominal. El diafragma no sólo permite que se realice el intercambio gaseoso, sino también la  movilidad de las vísceras. El diafragma es el músculo de la respiración por excelencia y si bien es involuntario, podemos volverlo semi-voluntario con entrenamiento y la ayuda de otros músculos que componen la cincha abdominal. Por eso la importancia de ejercicios de musculación que ayuden a comprender y utilizar todos los músculos involucrados en este proceso.

Si te preguntas qué es mejor: respirar por nariz o por boca, te cuento que la respiración nasal es más saludable porque permite que el aire se caliente, se humidifique y se purifique antes de ingresar al pulmón; por estas razones – siempre que sea posible – es conveniente inspirar por la nariz. Sin embargo, las exigencias del canto hacen necesaria, muchas veces, una respiración bucal. Por ejemplo, en frases musicales continuas y rápidas, donde tienes poco tiempo para una respiración nasal, se aconseja tomar una respiración por boca.

Adicionalmente, al aprendizaje y manejo del funcionamiento diafragmático, debes prestar atención a la toma de aire en los lugares apropiados. Si no paramos en los lugares clave para llenar de nuevo nuestras reservas de oxígeno, vamos a entrar en problemas. Pasa, comúnmente, en canciones que tienen mucha letra o frases musicales muy largas o notas sostenidas. En ese tipo de casos, es imperativo estudiar de antemano los puntos de respiración. Encuentra el hueco adecuado donde tomar aire, para que no te quedes sin él, en el momento menos oportuno. Un pequeño consejo, en caso de que estés preparando un cover, es guiarte por las versiones en vivo de los cantantes para encontrar estos puntos de respiración. Es posible que si estás escuchando la versión de estudio de la canción que quieras interpretar, los técnicos hayan editado las mismas, eliminándolas. Por eso, escuchar una versión en vivo, puede ser beneficioso para encontrar estos lugares.

No te pierdas nuestra próxima entrega, donde hablaremos un poco acerca de los mitos y verdades de los cantantes para cuidar su instrumento.

Valeria Boccacci

Déjanos tu comentario