Valeria Boccacci nos enseña: ¿Qué debo tener en cuenta si quiero comenzar a cantar?

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Al comenzar con el estudio de canto, es muy importante saber cuáles son los profesionales que deben acompañar el correcto uso de tu voz y qué condiciones debe reunir un buen maestro. En esta nota, te cuento todo lo que fui aprendiendo con la experiencia de los años y el aporte de diferentes profesionales.  

No hay buen arte vocal sin un correcto funcionamiento de todos los sistemas que participan en la producción del sonido. En este sentido, profesores de canto, fonoaudiólogos y otorrinolaringólogos constituyen el equipo profesional que debe guiar al cantante.

Mi recomendación, antes de comenzar con clases de técnica vocal, es que puedas hacer un chequeo de tu aparato fonador con un otorrinolaringólogo, especializado en voz. El será quien te pueda dar un correcto diagnóstico de la salud de tus cuerdas vocales y tu laringe y podrá decirte si estás preparado para las clases de técnica vocal o si debes pasar previamente por un tratamiento fonoaudiológico.

Valeria junto a otros artistas católicos argentinos preparando el himno del último Encuentro Nacional de Jóvenes de su país

Luego, si vas a tomarte el canto de forma profesional, te aconsejo hacer chequeos anuales, especialmente si estás en presencia de alguno de estos síntomas

  • Cambios en la voz
  • Fatiga vocal
  • Dificultad en la emisión
  • Carraspeo constante
  • Disminución del rango vocal
  • Sensación de “cuerpo extraño”
  • Dolor al fonar
  • Sequedad
  • Tensión
  • Pérdida de la calidad vocal

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de elegir un maestro de canto?

Para comenzar, te sugiero pedir recomendación a cantantes profesionales y entrevistar a varios maestros antes de decidirte. Existen tantos profesores como técnicas diferentes, por eso es importante que chequees la formación y los trabajos realizados de cada maestro y le consultes sobre el tipo de técnica que utiliza. Pues, una mala experiencia inicial puede marcarte profundamente o hasta hacerte abandonar aquello que tanto has anhelado.

Quien elijas como profesor debe explicar con claridad y tener un método de enseñanza donde como alumno puedas aprender concretamente cómo se llevan a cabo los ejercicios y que resultados se obtienen de ellos. En la entrevista inicial con el maestro, no dejes de preguntarle por los lugares donde se formó, quienes han sido sus maestros y/o referentes y consultarle sobre todas aquellas dudas que tengas respecto a tu voz.

Un buen maestro debe conocer y poder darte información profunda y actualizada sobre el aparato fonador. Esto incluye saberes de anatomía, fisiología y patología vocal, aparte de comprender la importancia de un trabajo interdisciplinario con el otorrinolaringólogo y el fonoaudiólogo.

Por otro parte, un coach vocal siempre debe animarte a crecer, a superarte y descubrir tu propia voz, sin querer hacer de ti una copia de otro artista o de él mismo.

Recuerda que la formación siempre debe darse en un ámbito de respeto, de contención y de cuidado. El trabajo vocal es muy movilizante y entonces, si uno no se siente contenido y cómodo, va a ser difícil que pueda avanzar en el proceso de aprendizaje.

Un signo de que estás tomando clases con la persona correcta será si, al salir de clases, te sientes motivado a ir por más y entusiasmado con los pequeños logros que vas alcanzando!

En la próxima entrega, te cuento más sobre la importancia de la dicción al cantar y cómo puedes mejorarla. Si este artículo te pareció interesante, no dejes de compartirlo con tus contactos.

Valeria Boccacci

Déjanos tu comentario